¿Sabemos distinguir entre hambre física y emocional?

¿Sabemos distinguir el hambre física y emocional?

Hambre física: nuestro cuerpo pide alimento físico, es nuestro combustible, la necesitamos para sobrevivir, para tener energía.El hambre emocional: Cuando las emociones (aburrimiento, enfado, ansiedad, tristeza…) se disparan, hay un deseo de utilizar la comida como anestesia, es como si la comida nos reconfortara temporalmente, nos da un placer inmediato. Realmente lo que queremos es llenar o tapar un vacío emocional y por más que comamos, ese vacío sigue estando ahí, por lo que a veces nos encontramos incluso peor. La comida se convierte en nuestro refugio y desahogo. Cuando nos encontramos con este vacío emocional,  no hay suficiente dulce, chocolate o salado en el mundo que llene este vacío en el que nos encontramos.Buscamos ese placer efímero y engañoso para “huir” de esa situación o malestar que estamos viviendo en ese momento.

¿Cómo distinguir entre el hambre real y el hambre emocional?

El hambre real o fisiológica:

  • Es gradual y paciente.
  • Satisface una necesidad física.
  • Nos avisa cuando existe una necesidad de nutrientes, es decir nos llena un vacío nutricional.
  • Se satisface con cualquier comida.
  • No se repite al poco tiempo

El hambre emocional:

  • Es repentina y urgente.
  • Hay una necesidad emocional.
  • Llena un vacío emocional (aburrimiento, soledad, estrés, enfado, tristeza…).
  • No se satisface normalmente con comida sana, quieres un alimento concreto (alimentos refinados, como dulces o comida basura).
  • Se repite cada cierto tiempo.

La próxima vez que sientas esas ganas irresistibles de comer y te apetezca ese tipo de alimento que sabes que no es saludable y que no te conviene, sustitúyelo por un alimento saludable (fruta, frutos secos naturales, varios dátiles naturales, tortitas de avena…). Si se te pasa comiendo algo saludable, era hambre física, si sigues pensando en un alimento concreto, es posible que sea hambre emocional, ya sabes que el hambre emocional es muy caprichosa, estará “erre que erre” hasta que sucumbas a la tentación.

Signos del hambre emocional:

  • Comes cuando te sientes estresado/a, ansioso/a, aburrido/a, solo/a…
  • Comes cuando te sientes mal emocionalmente.
  • Buscas consuelo en la comida, buscas sentirte mejor, desahogarte, evadirte…
  • Tienes problemas para perder peso.
  • Tu alimentación queda fuera de control.
  • Comes como premio de un día durillo.
  • Tu mundo gira en torno a la comida (piensas en lo que puedes comer, en lo que  no, en las calorías…).
  • Comes incluso cuando estás lleno/a y rellen@
  • El tipo de alimentos por el que tienes antojo suele ser dulce, patatas fritas, chocolate…c ualquier alimento que no es sano.

¿Qué hacer en estos casos? Escucha la emoción que hay de base, el mensaje que nos manda nuestro cuerpo. ¿Qué está pasando en este momento en mi vida?

Hazte estas preguntas:

  • ¿Para qué como sin hambre?,
  • ¿Qué estoy necesitando realmente?
  • ¿Qué estoy sustituyendo/ o tapando con la comida?
  • ¿Realmente tengo hambre real o estoy intentando cambiar el estado en el que me encuentro ahora? Si comes porque estás cabread@, triste, sol@… No comas, ya que seguirás enfadad@, triste…
  • ¿Por qué alternativas saludables puedo sustituir la comida? Tal vez hacer ejercicio, salir a dar un paseo, escribir como me siento, llamar a un amigo o familiar, escuchar música, un baño relajante, tomar una infusión, leer un libro, gritar, bailar,  dibujar, hacer ejercicios de relajación, centrarnos en nuestra respiración…

Obsérvate a partir de ahora y pregúntate más a menudo ¿para qué como?

Artículo publicado para la web La Cocina Alternativa

Regálate estos 13 minutos y 31 segundos.

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es necesario que leas y aceptes la política de protección de datos de la web. Tus datos serán almacenados en GetResponse, un proveedor de email marketing que también cumple con el RGPD.

Sí, es lo que dura el audio de regalo que he creado para ti (potente, potente).

Una conversación privada de amigas, entre tú y yo, en la que te voy a llevar a tomar consciencia en tu relación contigo y con la comida.

¡Y más cosas!

Dentro encontrarás una de las herramientas más poderosas que yo uso de toma de conciencia y por supuesto, te voy a proponer un pequeño reto para que empieces a dar tus primeros pasos hacia una relación en paz y libre.

1 comentario en «¿Sabemos distinguir entre hambre física y emocional?»

Deja un comentario

Compartir

Soy May,
Coach NutriEmocional

Para saber quién soy al detalle, comienza por aquí.

"Audio de regalo"

13 minutos y 31 segundos que te aseguro, no te va a dejar indiferente.

Esto que te voy a contar puede ser ese primer paso para comenzar una relación libre y en paz con la comida

Para cumplir con el RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) es necesario que leas y aceptes la política de protección de datos de la web. Tus datos serán almacenados en GetResponse, un proveedor de email marketing que también cumple con el RGPD.

Más Artículos

Tu relación con la comida

En las sesiones de Coaching NutriEmocional, hay algunas preguntas que me repiten mucho (de estos meses atrás, más). «¿Por qué

Cuerpo ideal vs. cuerpo real

Una persona que acepta su cuerpo, tal cual es, que no controla ni busca una perfección prácticamente inexistente, es una