Bueno, bueno…hace nada hablábamos del verano y la vuelta a la rutina y ahora ya llegaron las fiestas navideñas. ¡Ooooh! ¡Qué rápido va todo!

 

Sí, ya sé que quedan días para Navidad, lo sé, pero…la que avisa no es traidora y chica precavida, vale por dos. Así que, cuidado que en el Puente de Diciembre (en España) ya empiezan las comidas de Pre-Navidad.

 

Lo digo porque con la tontería, es un mes de excesos de todo tipo.

 

Al grano…

 

¿Qué hacer en épocas de fiestas? 

 

Durante las fiestas pre y navideñas nuestros hábitos en general, cambian y mucho: se come más, se bebe más, se hace menos ejercicio, se descansa menos… abandonamos por unos días (la gran mayoría, un mes), los hábitos de una vida sana y equilibrada (descanso, ejercicio, alimentación).

 

Teniendo en cuenta algunos consejos, podemos pasar estas fiestas no engordando o al menos, lo mínimo, no hablo de hacer dieta, pero tampoco hay que estar un mes comiendo y bebiendo sin control y como si no hubiera un mañana.

 

Es verdad, que para el que se quiere cuidar, no resulta fácil, ya que parece que en estas fechas, todo gira, de alguna forma, entorno a la comida y/o bebidas, por cierto muy calóricas (alcohol, refrescos, cócteles…).

 

Hay de todo para no aburrirnos: comida de amigos, del cole, de la Universidad, del gimnasio, del trabajo, con la familia… nos reunimos para comer y beber, incluso a media mañana o media tarde, cafelito con mantecado, trocito de turrón….es más, ponemos las tentaciones, a la vista en las propias casas, oficinas, incluso en tiendas y establecimientos…  te ponen esas bandejas de dulces y turrones, muy monas sí, pero…quitarlas de la vista…jaja.

 

Tenemos la excusa perfecta, ¡estamos en Navidad! ¡un día es un día!. Es verdad, que por un día no pasa nada…. ¡Un día no, pero un mes sí! …empezamos a principios de diciembre (en España, al menos, con el puente del que hablaba, de la Constitución e Inmaculada) y terminamos en enero, con el día de Reyes (7 de enero). ¡¡UN MES!! Un mes si es mucho tiempo. Le damos mucha “caña” al cuerpo, es un maltrato, en mi opinión, brutal. Hacemos trabajar al cuerpo más de lo normal para eliminar todas esas toxinas.

 

Lo importante, después de una situación de “celebración” es compensar rápidamente, si se puede llamar “compensar” (que no significa dejar de comer, ni hacer ayunos, aunque no vendrían mal). Es decir, si hoy nos hemos pasado con una cena de amigos/familia, mañana y posteriores, lo “compensamos” comiendo más ligero a lo largo del día, meter más vegetales, sopitas de verduras, frutas…. o si hemos hecho una comida más contundente (para algunos: “comilonas”) a medio día, por la noche cenaremos algo ligero y si no tienes hambre, pues no comas.

 

Y por supuesto, no abandonar estos días la actividad física, aunque sea 30-60 minutos de caminata, y con caminata no me refiero a ir de tiendas, me refiero a ponerte las zapatillas de deporte y salir a quemar y a sudar un poco.

 

Lo importante no es evitar situaciones “de riesgos”, es saber manejarlas y saber reaccionar. Es importante escuchar a nuestro cuerpo y saber cuando estamos saciados, para saber parar.

trucos

Consejos:

1. El ejercicio, nuestro compañero. Aunque sea caminar todos los días 30-60 minutos, como he dicho antes. Muévete más, sube y baja escaleras, ve andando a los sitios,  incluso baila en las fiestas…pero ¡muévete, actívate!.

 

2. No soy muy de la báscula, pero es recomendable pesarte, estos días, para controlar no subir kilos y así, no haya sorpresas en enero.

 

3. No picotees entre horas (sin hambre) y si lo haces (con hambre), mejor una pieza de fruta, una infusión, café sin azúcar añadido, o un puñadito de frutos secos naturales, como unas almendras naturales … Tentempiés sanos.

 

4. Come más verduras en general. Y los platos preferiblemente al horno, plancha, salteados, papillote. Los pescados, pavo, mariscos, moluscos… los mejores aliados. Intenta no acompañar con pan y picos las comidas, o coge una pequeña porción. ¡Y cuidado con las salsas!

 

5. Evita ir al “banquete” en ayunas. Si observas que tienes algo de hambre, tómate una pieza de fruta, un rato antes y así no llegarás con tanta hambre a la comida y controlarás mejor lo que comes.

 

6. Una vez en la mesa, con infinidad de platos a la vista, elige bien qué es lo que quieres comer y si puedes empezar con ensalada mejor. Se consciente (lo sé, no es fácil y más si tienes unas copas de más) de lo que comes en cada momento. En las comidas y cenas suele haber de todo, selecciona y apártate  pequeñas cantidades. Es mejor ponerte en el plato lo que vas a comer, si empiezas a picar sin ton ni son,  pierdes la conciencia de lo que comes y luego tendrás esa sensación de pesadez.

 

7. Ten mucho cuidado con el alcohol. Si vas a tomar algo, mejor una copa de un buen vino y siempre con mucha moderación (¿una?) y no todos los días… te recuerdo que el vino y la cerveza sigue siendo alcohol, alterna con agua.

 

8. Come despacio. Mientras comes, procura dejar los cubiertos en la mesa, mastica y mastica hasta que hagas casi papilla el alimento, así activarás el centro de saciedad. Al comer, el efecto saciante tarda unos 20 minutos en aparecer. Si masticas bien y despacio, en esos 20 minutos habrás comido lo que necesitas y no más, además de sentirte bien y no con pesadez. Es más sano para el estómago que trabaja menos, ya que todo el trabajo que no realizan los dientes para triturar, lo hace el estómago. Sin embargo, si comes despacio, masticando bien, saboreando cada porción, ingiriendo trozos pequeños y haciendo pausas entre bocado y bocado, estás dando tiempo a tu estómago para informar al cerebro sobre si has comido ya lo suficiente, evitando así que comas en exceso y evitar digestiones pesadas y los kilos de más, cuando terminen las Navidades.

 

9. Si vas a tomar postres, mejor algo ligerito como piña natural y fresca o puedes optar también por una infusión de manzanilla con anís, cola de caballo, menta poleo, té verde, café solo…Espera, al menos, 2 horas antes de irte a dormir para hacer la digestión.

 

10. No te lleves restos de las comidas. Compra sólo lo necesario intentando evitar que sobre mucha comida y si no, o repartes o congelas para otro día.

 

11. “Compensa los excesos” (utilizo esta palabra pero …si te has pasado, ya te has pasado. No sigas pasándote). Al día siguiente, vuelve a tu rutina. Como ya te he dicho, toma más fruta, verduras, infusiones, caldos de verduras… y bebe mucha agua. Cuídate aún más si cabe los días que no son fiestas (no tomar las sobras los días posteriores, ni el turrón ni mantecado a diario). Comidas más ligeras y sanas entre las fiestas y más ejercicio físico, es de sentido común, sí, pero no se hace.

 

12. Dulces: turrón, mantecados, mazapanes… si los tomas, hazlo ocasionalmente, de forma moderada y puntual. No todos los días son fiestas, como he dicho antes. Procura que no sea tras las comidas (ya de por sí copiosas) y por supuesto, vuelvo a repetir, no todos los días, ya que estás generando el hábito del dulce y luego en enero cuesta quitar esos malos hábitos y esos kilos, además de que tu cerebro te lo va a pedir.

 

13. Y para terminar, no te olvides del descanso. Se duerme menos y eso hace que estemos faltos de energía durante el día y compensemos con alimentos energéticos.

 

Y  lo más importante, disfruta de las fiestas. Nútrete no sólo de la comida, también de las relaciones, de la familia, de una buena conversación, de unas risas…. y si no te gustan las Navidades, como me dicen muchas personas, ¡pues qué le vamos a hacer! a mí no me mola el frío y lo tengo todos los años…

 

Y por favor, tras las Navidades, es muy importante que NO recurras a dietas milagros (NO EXISTEN) que logran la pérdida de peso de forma rápida pero poco sana y no se mantienen en el tiempo, provocando el conocido efecto yo-yo y poniendo en riesgo incluso la salud.

 

Bueno …y si te pasas, ya estaré yo en Enero para seguir ayudándote. Aunque me gustaría, que me contaras que este año ha sido diferente y que has disfrutado de las fiestas, familia, amigos, comido sano, practicado ejercicio …

 

La que avisa no es traidora, estás a tiempo de cuidarte, haz que estas fiestas sean diferente para tu cuerpo, tu peso, salud…porfi, no hace falta salir redonda o redondo de las comidas.

 

Déjame tus comentarios y porfi, comparte en redes, así podemos concienciar a más gente.

 

Un abrazo.

May

***

PD.1. Aprovecha las fiestas para leer y cultivar y entrenar tu mente. Mi libro, no es porque sea mío, te puede venir muy bien para estos días. ¿De qué tienes que desprenderte para adelgazar? Puedes adquirirlo en Amazon o en la Web, pinchando aquí.

 

PD.2. Si, estás en ese momento, que tu cuerpo casi te grita que hagas un cambio de hábitos y no quieres hacer este proceso sola. Y además, tienes ganas de pasar a la acción, para transformar no solo tu cuerpo, sino tu vida, reserva una SESIÓN DE VALORACIÓN GRATUITA, donde valoraré personalmente tu caso y en qué situación te encuentras. Te invito a un té o café virtual ¡Yo invito!

Eso sí, pide esta sesión, si realmente estás dispuesta y comprometida con tu proceso de transformación personal. Si quieres ir del “a ver si inventan algo milagroso” a “yo soy responsable y cojo las riendas de mi vida”.

 

 

Ebook

Descárgate GRATIS el e-book

Adelgaza con la práctica de la Alimentación Consciente
 

Responsable del fichero: May Morón Romero  

Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a maymoron@gmail.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en mi Política de Privacidad.

Ebook

Descárgate GRATIS el eBook

Adelgaza con la práctica de la Alimentación Consciente

Responsable del fichero: May Morón Romero. Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Active Campaign cuyo titular es Active Campaign LLC, alojada en EEUU y suscrita al EU PrivacyShield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos enviando un email a maymoron@gmail.com o ante la Autoridad de Control. Encontrarás más información en mi Política de Privacidad.