Hoy traigo algo nuevo, que se sale un poco de los post de costumbres, aunque sí es parte de mí y de mis hábitos diarios.

Te cuento… cómo normalmente no paro de hablar de hábitos saludables y entre ellos, para mí, está el ejercicio físico como rutina diaria, voy a empezar a dedicarle también parte de los post y vídeos.

Much@s de vosotr@s, mayoría chicas, en vuestros comentarios, os quejáis de falta de tiempo para poder ir al gym, o falta de dinero, o incluso muchas sois mamis y me decís que os faltan horas del día con los peques-trabajo-la casa…

Si tienes en mente hacer ejercicio, no ves el momento de empezar, te falta tiempo…es decir, tienes el ejercicio como tu asignatura pendiente, ¡ya no hay excusas!. Te lo voy a poner fácil y llevar a tu casa.

He preparado una serie de vídeos que iré sacando e intercalando con los post habituales de alimentación emocional, hábitos… para que puedas hacer desde tu casa o donde quieras.

Si coges el ritmo e incorporas el ejercicio físico y movimiento en tu rutina diaria, sería fabuloso.

Se trata de empezar y ya tú decididrás, que es lo que quieres más adelante, si seguir por su cuenta con las rutinas aprendidas desde tu casa o mejor andar o trotar al aire libre, o prefieres apuntar al gimnasio con clases guiadas, o tal vez un entrenamiento personal, … lo que decidas estará bien, pero ¡MUÉVETE! ¡que tienes dos brazos y dos piernas!.

He pedido a la entrenadora personal y amiga, Almudena Herran, que me entrenara y grabáramos unas rutinas cortitas pero eficaces, para hacer desde casa sin necesidad de ningún material.

Este es el primer vídeo de una serie de rutina de ejercicios, en este primero vamos a trabajar el “core” o el abdomen, ¡vamos a poner tu barriguita plana!

Así que, manos a la obra y por favor, con cuidado si no estás acostumbrad@, poco a poco.

Dale al play o guarda el vídeo, para ponerlo en práctica luego, cuando saques tu huequito para empezar tu rutina de ejercicios.

No dudes en dejarme tus comentarios o compartir si crees que puede venirle bien a alguien de tu entorno.

Muy prontito, la segunda rutina.

PD. Recuerda que el ejercicio siempre debe ir acompañado de una alimentación saludable, descanso y una buena hidratación.