Este sencillo ejercicio del semáforo, te hará tomar conciencia sobre tus hábitos actuales a la hora de conseguir tu objetivo de adelgazar y cuidarte en general

¿Qué hábitos tienes que no te ayudan a conseguir tu objetivo y te gustaría eliminar?¿Qué hábitos te gustaría incorporar?

Te invito a que hagas el ejercicio y pongas acción para modificar, eliminar y adquirir esos hábitos que te apoyen para conseguir  tu peso saludable, encontrarte con energía, vitalidad, es decir, bienestar en general.

Tu cuerpo es un reflejo de tus hábitos, recuérdalo. Lo que tienes en la actualidad es la suma de tus hábitos. Si quieres algo distinto, a partir de hoy, hay que cambiar los hábitos actuales.

Y por supuesto, no quieras ganar la batalla en un día. Empieza con un objetivo en mente y con pequeñas acciones: empezar hacer algo de ejercicio (por ejemplo: una caminata de 20 minutos, que puedes acompañar con algo de música) e ir subiendo gradualmente todas las semanas; quitar cada semana uno de esos alimentos que no te convienen e ir metiendo alimentos cada vez más saludables; visualizar tu meta cada día, utilizar afirmaciones positivas….todo suma, poco a poco, pasito a pasito.

Si quieres conseguir un cambio de verdad, no basta con sólo quererlo y desearlo, hay que ponerse en marcha, un sueño sin acción no es más que una fantasía. Debes saber que hay que pagar un “peaje”, todo proceso de cambio, lleva dejar atrás cosas/ personas/ hábitos/creencias… y tienes que estar dispuest@ a soltar y dejar marchar todo lo que no te sirve y te frena. Lo que vas a conseguir, el cambio, te tiene que compensar si no, tu subconsciente lo verá como un proceso doloroso.

Como dice Dr. Joe Dispensa: “Debes literalmente cambiar tu estado de ser y convertirte en otra persona totalmente diferente. Debes pensar, sentir, creer y actuar como una persona distinta a tu “YO” actual”. ¡Debes convertirte en el tipo de persona que puede tener el peso saludable que tú deseas.